Nuevo

El uso de nabos en la cocina.

El uso de nabos en la cocina.


Leer la parte anterior - El uso de nabos en medicina.


Por sus propiedades nutricionales, el nabo pertenece al número de valiosos cultivos de hortalizas. Sus raíces acumulan hasta un 9-16,9% de materia seca. El nabo contiene muchos azúcares (4.0-8.9%), proteínas (0.8-2.0%), así como fibra (1.1-1.4%) y sustancias pectínicas (0.9-1, 7%). Además, el contenido de elementos de ceniza alcanza el 0,6-0,8%.

Hay vitaminas: B1 (0.08-0.12 mg por 100 g), B2 (0.03 mg por 100 g), B6 ​​(0.09 mg por 100 g), PP (0.6 mg por 100 g), ácido pantoténico y en raíz verduras con pulpa amarilla, además, caroteno.

En términos de contenido de vitamina C (hasta 60 mg por 100 g), supera a las zanahorias, remolachas, tomates, cebollas.

El nabo es rico en potasio (338 mg por 100 g), así como mucho calcio (77 mg por 100 g), magnesio (40 mg por 100 g), fósforo (34 mg por 100 g), hierro (0,6 mg por 100 g). El nabo también contiene enzimas: peroxidasa, catalasa e invertasa.

El olor especial de los nabos es causado por aceites esenciales, principalmente aceites de mostaza, que en combinación con fitoncidas determinan las propiedades bactericidas de los nabos. Las semillas contienen 33-45% de aceite graso y una pequeña cantidad de aceite esencial. El aceite graso está compuesto de ácidos grasos linoleico, linolénico y otros ácidos grasos insaturados y se utiliza como producto alimenticio. El glucósido de singrina, que también es un fuerte agente bactericida, le da a los nabos un sabor ligeramente amargo. Las hojas contienen hasta un 2,9-3,1% de proteínas y hasta 90 mg por 100 g de vitamina C.

La composición química de los nabos varía de manera bastante significativa según las áreas de su cultivo. En la región norte, la cantidad de azúcar, ácido ascórbico y proteínas disminuye en comparación con las regiones central y noroeste.

Los nabos se comen crudos, hervidos, guisados, al vapor, fritos o rellenos durante todo el año, ya que sus raíces se conservan muy bien durante todo el invierno.

El nabo crudo es ligeramente amargo. Para eliminar el amargor, se escalda con agua hirviendo antes de usar. En la Edad Media, se observó que "... el nabo mal cocido es el motivo de un parto doloroso".

El nabo, hervido hasta que esté semiblando, relleno de papilla de sémola o arroz hervido con manzanas, es un plato útil para casi todas las personas. Los nabos al vapor y fritos rellenos de sémola, arroz, manzanas también son buenos.

No a todo el mundo le gusta su jugo por su sabor específico. Para eliminar este efecto, puede agregarle hasta un 25% de cualquier jugo de bayas (grosellas, frambuesas, arándanos) u otras verduras (zanahorias, remolachas, espinacas, etc.). Se recomienda preparar una porción fresca de jugo cada vez antes de beber.

Aquí hay algunos platos que requieren nabos para cocinar.


Ensalada de nabo

Nabos: 100-120 g, 1/2 huevo o 20 g de pepinos, 30 g de crema agria o 10 g de aceite vegetal, 3 g de vinagre (tres por ciento), 15 g de cebollas, verduras.

Pele los nabos, córtelos en tiras finas o rodajas, sazone con crema agria, sal (puede agregar pimienta), decore la ensalada con rodajas de huevo cocido, hierbas finamente picadas. En lugar de crema agria, la ensalada se puede condimentar con aceite vegetal o cebollas picadas salteadas en aceite vegetal.


Ensalada de nabo con manzanas y zanahorias

200 g de nabos, 2 zanahorias, 2 manzanas, 1/2 limón, azúcar al gusto.

Lavar y pelar los nabos y las zanahorias, rallar o triturar en un procesador de alimentos, agregar manzanas picadas, azúcar al gusto, remover, espolvorear con jugo de limón. Puedes rellenar con crema agria.


Ensalada de zanahoria con nabos

150 g de zanahorias, 150 g de nabos, un vaso de pipas.

Hervir las zanahorias y los nabos hasta que estén tiernos. Limpiar las semillas sin pelar con un paño húmedo y calentar en una sartén para que la cáscara esté tibia y el grano permanezca frío. Moler las semillas en un molinillo de café y hervir en dos vasos de agua hirviendo. Hervir durante no más de 3-4 minutos, luego poner en un colador. Enfriar un poco el líquido y mezclar con puré de zanahorias y nabos.


Ensalada de zanahoria y nabo

60 g de zanahorias, 40 g de nabos, 20 g de manzanas, 10 g de limón, 10 g de kéfir, 5 g de perejil, sal, azúcar.

Lavar, pelar, enjuagar zanahorias, nabos y manzanas. Rallar las zanahorias con agujeros finos. Cortar las manzanas en tiras o rallarlas con agujeros gruesos. Lavar el perejil y picar finamente. Combine el kéfir con el jugo de limón y los condimentos al gusto, agregue a la ensalada y mezcle.


Ensalada de nabo al horno

3-4 raíces medianas, 1 cebolla, 3-4 cucharadas de aceite vegetal, sal y pimienta al gusto, hierbas.

Pelar los nabos, hornear en el horno hasta que estén blandos. Cortar el nabo frío en rodajas finas. Agregue la cebolla finamente picada, sal y pimienta, vierta con aceite vegetal, espolvoree con eneldo.


Decocción de verduras

1 zanahoria, 1 nabo, 1/2 puerro, 1/2 cebolla, 1/2 raíz de perejil o chirivía, 1/2 raíz de apio, 1/2 coliflor mediana, 5 litros de agua. Cuanto más variado sea el conjunto, más sabroso será el caldo.

Vierta agua hirviendo sobre las verduras peladas y lavadas, agregue sal, hierva y cocine a fuego lento durante 10-15 minutos. Apague el gas y déjelo tibio durante 20-25 minutos. Colar el caldo y utilizarlo para hacer sopas y verduras como plato principal.

Sopa campesina

100 g de repollo, 100 g de patatas, 30 g de nabos, 30 g de zanahorias, 10 g de perejil, 20 g de cebollas, 20 g de tomates, 10 g de mantequilla, crema agria, sal.

Cortar las raíces en rodajas, repollo - damas de 2-2,5 cm, patatas - en cubos, cebollas y tomates - picar. Ponga el repollo, las papas, las raíces salteadas en agua hirviendo y cocine durante 20-25 minutos a fuego lento con la tapa cerrada. 5 minutos hasta que estén tiernos, agregue tomates picados y sal al gusto. Sirva con crema agria y hierbas.


Sopa de crema de verduras

100 g de patatas, 1 zanahoria, 100 g de coliflor, 100 g de nabos, 1 cucharada de guisantes, 10 g de harina de trigo, 0,5 l de leche, 0,3 litros de caldo de verduras, 100 ml de nata o 25 g de mantequilla .

Pelar y cortar patatas, zanahorias y nabos en rodajas pequeñas, desmontar la coliflor en brotes separados. Cocine las verduras hasta que estén cocidas y frótelas por un colador con los guisantes calientes. Combine con la salsa de leche, diluya hasta obtener la consistencia requerida con caldo de verduras caliente, cocine por 5 minutos y déjelo por 10-15 minutos. Sirve con crema caliente o mantequilla.


Sopa de col fresca sin patatas

150 g de repollo, 30 g de zanahorias, 20 g de nabos, 10 g de raíz de perejil, 20 g de cebollas, 40 g de tomates, 10 g de grasa, 15 g de crema agria, hierbas.

Cortar las zanahorias, los nabos, el perejil y la cebolla en rodajas y sofreír con grasa. Corta el repollo en cuadritos. Si el repollo y los nabos son amargos, deben escaldarse con agua hirviendo y colocarse en un colador. Ponga el repollo en caldo hirviendo (o agua) y cocine por 7-10 minutos, agregue verduras doradas y cocine por otros 5 minutos. Ponga especias (tallos de eneldo, perejil, etc.), sal, tomates en rodajas y déjelo reposar durante 20-25 minutos. El repollo debe ablandarse pero permanecer firme. Sirva la sopa de repollo con crema agria y hierbas.


Nabo con nata

300 g de nabos, 2 cucharadas de mantequilla, 1/2 taza de nata, sal y azúcar al gusto.

Cortar las raíces de nabo en cubos, hervir y desechar en un colador. Luego cocine a fuego lento en mantequilla y vierta con crema espesa o crema agria no agria.


Nabo de menta al vapor

5 nabos medianos, 1 cucharada de aceite vegetal, 1 cucharadita de hojas de menta secas, 1 cucharadita de hojas de frambuesa secas, 2 tazas de agua.

Enjuague bien los nabos sin pelar, córtelos en 4-6 partes según el tamaño, agregue hojas secas de menta y frambuesa, vierta agua caliente, hierva, cocine durante 5-6 minutos y luego déjelo tibio durante 20 minutos. Pele el nabo terminado, colóquelo en un plato y vierta con una mezcla de decocción con aceite vegetal.


Nabo guisado con manzanas y pasas

150 g de nabos, 150 g de manzanas, 20 g de mantequilla, 2 cucharadas de pasas.

Pele los nabos, píquelos finamente y cocine a fuego lento en mantequilla hasta que estén medio cocidos. Agregue las manzanas frescas, las pasas, córtelas en tiras y cocine hasta que estén tiernas.


Nabo al horno en crema agria

150 g de nabos, 2 cucharadas de crema agria, 20 g de cebollas, 5 g de hierbas.

Pelar los nabos, poner en una bandeja para horno con un poco de agua, hornear hasta que estén semiblandos, enfriar, cortar en rodajas finas, agregar la cebolla finamente picada, sal, verter la crema agria y revolver. Al servir, espolvorear con eneldo o perejil finamente picado.


Estofado de vegetales

200 g de patatas, 100 g de repollo, 100 g de zanahorias, 50 g de nabos, 40 g de guisantes, 10 g de mantequilla, 2 cucharadas de crema agria.

Corte las zanahorias y los nabos en cubos, vierta la leche caliente y cocine a fuego lento hasta que estén medio cocidos. Luego agregue las papas en rodajas pequeñas, la coliflor o blanca finamente picada, la mantequilla y continúe cocinando a fuego lento durante 20-25 minutos. 10 minutos antes de estar listo, poner los guisantes y la crema agria en el guiso.


Nabo relleno de huevos

Nabos - 300 g, huevos - 2 piezas, mantequilla - 2 cucharadas, queso rallado - 50 g, sal al gusto.

Hervir los nabos pelados hasta que estén medio cocidos, quitar el corazón. Picar la pulpa removida, traer con mantequilla hasta que esté tierna y agregar los huevos finamente picados. Rellena los nabos con carne picada, espolvorea con queso rallado por encima, agrega mantequilla y hornea en el horno. Sirve con salsa de crema agria.

Valentina Perezhogina,
candidato de ciencias agrarias


La cáscara viene en tres tonos principales: blanco, rosa y lila. Las hojas son bastante delgadas, ligeramente aplanadas con una fina capa de cera natural. Los frutos cosechados están muy bien almacenados, solo es necesario dejarlos secar primero.

En áreas cálidas, los chalotes se encuentran en los áticos en invierno. La verdura se congela y descongela periódicamente. Pero tales diferencias no dañan su gusto en lo más mínimo.


¿Como escoger?

El vinagre balsámico real con un sabor original se elabora en varias provincias de Italia. El hecho de que se presente un producto certificado en el lineal le dirá:

  1. Las marcas “AcetoBalsamicoTradizionalediModena” y “AetoBalsamicoTradizionalediEmilia”, que indican el lugar donde se preparó el producto.
  2. Estructura. El vinagre original consiste en mosto de uva sin añadir impurezas.
  3. La acidez del producto no supere el 6%.
  4. El fondo cuadrado de la botella (es en tales recipientes que la salsa se vierte en Italia).
  5. La duración de la exposición es de 12 a 25 años y más.

Los análogos baratos, pero también notables, de la salsa original están hechos de vinagre de vino o su mezcla con mosto (depende del fabricante). Al elegir un balsámico de este tipo, debe estudiar la composición y rechazar el producto con la adición de sabores, conservantes, espesantes y otros aditivos químicos.


Variedades de melaza

La melaza, como producto secundario de la producción de azúcar, difiere no solo en el color: negro y claro. Su tipo depende directamente de las materias primas de producción. Al procesar caña de azúcar o remolacha, se obtiene melaza negra (jarabe de remolacha). El almíbar ligero está hecho de alimentos con almidón. Hay varias variedades de este último:

  • trigo
  • cebada
  • maíz
  • centeno
  • Papa
  • tapioca
  • sorgo.

Ahora a la venta puedes encontrar melaza de maltosa, glucosa, alto contenido de azúcar o bajo contenido de azúcar.

Caramelo

El más popular de la industria culinaria. La melaza de caramelo es el primer tipo de jarabe de almidón ligero, que comenzó a producirse en la industria alimentaria rusa. Consiste en más del 50% de polisacáridos. También contiene una pequeña cantidad de maltosa y glucosa. En apariencia: un líquido viscoso transparente, a veces amarillento. Producido principalmente a partir de malta de cebada o maíz. El área de aplicación en la cocina es amplia: dulces, helados, cremas y glaseados, galletas de jengibre, postres, piruletas. También se utiliza en la producción de alcohol.

Las ventajas de esta variedad:

  • regulación de la formación de cristales de azúcar
  • preservación del sabor de los productos durante mucho tiempo
  • la combinación con la proteína de la leche le da al producto un color y un sabor maravillosos.

Maltosa

Su componente constituyente principal es la maltosa, el contenido de glucosa no supera el 10%. Viene en 2 colores: negro y claro.... El primero se usa para hornear pan blanco, bollos, el segundo, en la preparación de pan de jengibre, galletas y algunas variedades de dulces. El jarabe de maltosa ligero en consistencia es un líquido transparente viscoso.

Negro: tiene un tinte marrón y menos densidad. Su uso en la producción de panadería evita el rápido rancio del pan, aumenta el esplendor del producto. Antes de reemplazar el jarabe de maltosa, debe consultar el porcentaje de glucosa en el producto sustituto. Debe estar cerca de la maltosa.

Alto contenido de azúcar y bajo contenido de azúcar

El jarabe con alto contenido de azúcar es un producto con un alto contenido de azúcar, contiene más del 40% de glucosa. Encontró aplicación para hornear galletas y variedades de pan de natillas negras. También se utiliza en la conservación y producción de helados, kétchup, salsas, mermeladas y cerveza.

La presencia de glucosa en jarabe bajo en azúcar no supera el 8%. Tiene una consistencia muy viscosa. Sus propiedades permiten que el producto mantenga su forma, evitando la cristalización de la sacarosa. Se utiliza no solo en repostería, sino también en las industrias de la construcción y metalúrgica.

Así, en la producción culinaria industrial, casi toda la repostería y el pan se preparan con la adición de melaza.

Melaza

La melaza se diferencia de los tipos anteriores de melaza en la forma en que se obtiene (de la remolacha y la caña), una masa almibarada y un olor peculiar. La melaza se utiliza como almíbar en la cocina, así como como edulcorante natural rico en vitaminas, microelementos y calcio inorgánico.


El nabo es una verdura para cualquier región.

Es imposible imaginar la cocina rusa moderna sin patatas. Se utiliza para sopas, platos principales, guarniciones, aperitivos y ensaladas. No siempre fue así: en la era prepetrina, Rusia no conocía el actual "segundo pan". ¿Cuál fue el vegetal principal en la mesa de nuestros ancestros lejanos? Por supuesto, el jugoso nabo amarillo es la heroína de un famoso cuento de hadas para niños. Tanto los campesinos como los boyardos lo comían constantemente, el jugoso tubérculo se salaba durante el invierno, se agregaba al pan e incluso se hacía mermelada, y se les daban rodajas secas a los niños en lugar de dulces.

Ahora los nabos no tienen mucha demanda en la cocina, ¡pero en vano! Una planta sin pretensiones da buenos rendimientos en todas las regiones de nuestro país y bien puede sacar las patatas tradicionales de la mesa.

La cama de nabos adecuada
Si desea obtener una buena cosecha, debe comenzar con la preparación correcta del jardín. El nabo ama los suelos ligeros y fértiles con una reacción neutra o ligeramente ácida. El estiércol fresco es perjudicial para la planta, se aconseja utilizar terrenos bien fertilizados con materia orgánica hace 2-3 años. Los predecesores más adecuados son pepinos, tomates, cebollas, patatas.

En el caso de que su sitio esté ubicado sobre un suelo arcilloso pesado, haga pozos de unos 30 cm de altura y plante plantas en ellos. Agregue cal o ceniza al suelo para reducir la acidez.

En el otoño, excave el lecho futuro y agregue cenizas al suelo. Si el suelo es pobre, durante la excavación de primavera, agregue fertilizantes de nitrógeno, fósforo y potasio, y si agrega 50 g de sal de mesa por cada 10 m2, el nabo resultará aún más sabroso.

Si desea ver un cultivo de raíces jugoso en su mesa todo el tiempo, debe cultivarlo en dos etapas: el cultivo de siembra de primavera es adecuado para uso en verano, pero solo los cultivos de raíces cosechados en el otoño son adecuados para el almacenamiento.

El nabo no le teme al frío, las plántulas jóvenes pueden soportar heladas hasta -2 ° C. ¿Quieres triturar la pulpa dulce lo antes posible? Entonces necesitas sembrar a principios de mayo. Plante el cultivo que desea utilizar en invierno a mediados de julio.

Antes de plantar, las semillas se remojan durante media hora en agua tibia.Facilítese la tarea de plantar semillas muy pequeñas mezclándolas con arena, aserrín o hojas de té finas usadas. Puede pre-pegar las semillas en tiras de papel a una distancia de 10 cm entre sí, esto ahorrará semillas. Puede usar el método antiguo: antes, "escupían" nabos, se ponían semillas con agua en la boca y las rociaban en el suelo.

En la cama, la distancia entre las filas debe ser de aproximadamente 25 cm, y entre las plantas - 10 cm, la profundidad de siembra - 2 cm. Espolvoree las semillas con tierra, riegue bien y cubra con un material no tejido. Cuando el nabo tenga tres hojas reales, vierta la lechada sobre el lecho y saque el exceso de brotes.

Cuidado del nabo en el jardín.
El nabo es muy amante de la humedad, el suelo debe estar húmedo durante todo el período de su crecimiento. Los cultivos de raíces son especialmente exigentes para el riego en las primeras semanas después de la siembra y al final de la temporada de crecimiento. Aproximadamente un mes después de la siembra, alimente las plantas con un fertilizante complejo con microelementos. El resto de los cuidados consiste en aflojar y controlar las malas hierbas y plagas.

Orugas de col. Vierta 3 cucharadas en 10 litros de agua. l. vinagre alimenticio y rocíe las plantas.
La pulga es crucífera. Espolvoree las cenizas sobre las superficies húmedas.
Orugas de la polilla de la col. Espolvorea polvo de tabaco sobre las plantas.
Las enfermedades del nabo más comunes son:

Podredumbre seca. Enfermedad fúngica en la que aparecen manchas oscuras en las plantas, que posteriormente se cubren de pelusa. Rocíe las muestras afectadas con una solución al 1% de líquido de Burdeos.
Keela. La enfermedad por hongos, a menudo ocurre cuando se cultiva en suelos arcillosos pesados. Los cultivos de raíces se vuelven grumosos. Insista en 400 g de hojas y raíces de rábano picante en 10 litros de agua durante 4 horas, luego riegue el jardín.
Recolección y almacenamiento de nabos
La temporada de crecimiento de los nabos es de 60 a 80 días. Es imposible retrasar la cosecha, ya que las raíces demasiado crecidas se vuelven insípidas, pero se pueden comer verduras inmaduras. El nabo de primavera se puede disfrutar cuando los nódulos alcanzan un diámetro de solo 3 cm. El volumen de la pulpa es pequeño, pero en este momento hay la cantidad máxima de vitamina C en ella. El inicio de la madurez técnica es el período en el que el diámetro de los cultivos de raíces será de 7-9 cm.

Los nabos de otoño se cosechan en septiembre. Debe terminar este trabajo antes de las heladas, de lo contrario las raíces se volverán amargas. Las plantas se sientan poco profundas, es mejor no desenterrarlas, pero sacarlas por la parte superior, esto no dañará la cáscara delgada. El cultivo se limpia del suelo, se seca a la sombra y se cortan las hojas.

Para almacenar nabos, se utilizan cajas de arena húmeda. Espolvorea el corte en la parte superior con tiza y coloca los tubérculos en la arena para que no se toquen entre sí. Las cajas se colocan en almacenamiento, la temperatura en la que debe ser de aproximadamente 0 ° C, y la humedad no debe ser inferior al 95%.

Que variedad elegir
No es difícil para los residentes de Rusia central cultivar verduras: tanto el clima como el suelo son adecuados. ¿Qué deben hacer aquellos que se ven obligados a hacer jardinería en condiciones desfavorables? Especialmente para tales regiones, los criadores están desarrollando nuevas variedades por zonas. Plante los nabos que mejor se adapten a su zona y tendrá la seguridad de una buena cosecha.

Petrovskaya es una variedad versátil que se puede cultivar en todas las regiones de nuestro país.
Mayo de cabeza verde amarilla: variedad de maduración temprana, no apta para el almacenamiento en invierno. Zonificado para la zona no chernozem de la parte europea de Rusia.
El nabo pelirrojo blanco milanés tiene una maduración muy temprana, se puede cultivar en las regiones del norte, este y centro, así como en las tierras altas.
Karelskaya es una variedad adecuada para las regiones del norte.
Namangan: crece bien en las regiones central y sur, en el norte existe el peligro de disparar.
Jugoso, crujiente, dulce con un amargor picante, tanto a los adultos como a los niños les encanta picar. Quizás fue en vano que nuestro pueblo intercambiara esta verdura primordialmente rusa por patatas de ultramar hace dos siglos. Tal vez debería recordar recetas antiguas y cocinar, por ejemplo, nabos al vapor. ¿Y si te gusta?


Helbe "té amarillo" egipcio

Ingredientes:

  • semillas de fenogreco - 1-2 cucharaditas
  • agua - 1 vaso

Métodos de cocina:

  1. Enjuague bien las semillas de fenogreco, vierta un vaso de agua hirviendo, déjelo hervir durante 7 minutos.
  2. Puedes agregar al gusto: jengibre, limón, miel, leche.
  3. Vierta 1 cucharadita. sembrar con un vaso de agua y dejar toda la noche.
  4. Hervir por la mañana, colar, agregar miel.


Ver el vídeo: Crema de nabos, deliciosa y nutritiva. EcoDaisy